h1

Ciudad de Dios

marzo 17, 2009

Cidade de Deus

Empecemos con una recomendación en el ámbito de la cinematografía, una obra de arte made in Brasil que no dejará indiferente a nadie.

Esta película, basada en hechos reales, narra la historia del crecimiento del crimen organizado en una favela altamente peligrosa del barrio deJacarepaguá, en Río de Janeiro, donde el tráfico de drogas y la violencia armada reinaron durante décadas (y en muchas favelas de la misma ciudad, así sigue siendo).

La película nos cuenta esta cruda realidad a través del personaje de Buscapé, joven habitante de Cidade de Deus que intentará sobrevivir en tan turbulento lugar y dirigir su vida evadiendo el sanguinario modo de vida que impera en la favela.

Cabe señalar que lo más terrible de esta película, no son las abundantes escenas de violencia que aparecen, y las múltiples veces que se ven menores de edad dándole a drogas duras: lo más duro, lo que realmente supone un auténtico puñetazo en las entrañas, es que es real. La película está basada una historia real, nada de lo mostrado en esta cinta ha sido inventado ni añadido por el director para dotar de mayor dramatismo del que ya comporta la misma trama.

Ver a la mayor parte de los niños del barrio, robar y matar sólo por unas rayas de cocaína o por un pedazo de tierra, y encima enorgulleciéndose de tales hazañas. La ley del más fuerte es la que impera en la favela, y la edad no es un factor que les salve de tal horror, como bien se muestra en muchas de las brutales escenas de la película. Destacar la frase de uno de los niños que acude a uno de los capos de la favela para que le deje unirse a su bando, que para mostrar su valúa, dice las siguientes demoladoras y terribles palabras:

Tengo 9 años, pero ya fumo y esnifo, y ya he matado y robado, ya soy un hombre

Muy buenas interpretaciones de los principales personajes de la trama, destacando sobre todo la del sanguinario Zé Pequeño, uno de los grandes jefes de la criminalidad en Cidade de Deus, personaje que bien seguro no dejará indiferente a nadie. La fotografía y música de la cinta son sobresalientes también, y a pesar de su larga duración, no se hace larga (aunque sí angustiosa, dada la naturaleza del pròpio film).

Recomiendo encarecidamente su visionado, ya que películas que describan un horror semejante de forma tan espléndida, no abundan en estos días. Y porque aunque Ciudad de Dios sea una película dura y violenta, es también necesaria para concienciarnos una vez más, que fuera de nuestras relativamente calmadas y apacibles vidas, mucha gente vive presa del horror y de las locuras de personajes como el mismo Zé Pequeño.
Puntuación: 9/10

Anuncios

One comment

  1. Joer, que curiós, justament la vaig “aconseguir” la setmana passada i tenia intencions de veure-la pròximament ja que havia sentit a dir que era bona. Ara tinc una atra raó per veure-la ^__^



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: