h1

Top 10 anime

junio 21, 2010

Siempre intento cumplir con mi palabra, aunque siempre tardo años en hacerlo. Tal y como le prometí a Dath, y como ya dije unas cuantas entradas atrás, por fin he realizado la faraónica obra de completar mi top 10 de series de anime.

Antes de empezar, es necesario realizar un par de matices. En primer lugar, se trata de una lista con lo que serían mis 10 series de anime preferidas, eso implica dos cosas: no tiene porque ser las que yo considero como las 10 mejores series de la historia del anime; y al tratarse de series de anime, toda película queda descartada y no aparecerá en esta lista. En segundo lugar, si ya me ha costado siglos decantarme y seleccionar sólo 10 series de anime, es completamente imposible para mi jerarquizarlas. En consecuencia, exceptuando quizás las tres primeras del ranking, las demás series estarán listadas sin orden jerárquico alguno; los números sólo serán la referencia, eso significa que la número 10 no tiene porque ser la que menos me guste y viceversa.

Un último apunte: no esperéis un tratado de literatura, porque soy incapaz de escribir bien teniendo como tema mi top 10 de anime. Encima con algunas series me emociono sólo con recordarlas, y cuando me emociono escribo igual de bien que un macaco colocado de anfetaminas. Dad gracias que he podido completarlo, así que por favor, por una vez, os ruego que me disculpéis por mi poca calidad literaria, el sentimiento y la emoción de estas series me impide sacar lo mejor de mi (por muy contradictorio que suene). Dicho esto, humildemente, os muestro lo que sería mi top 10 de series de anime.

 

10.- Kaiba


Kaiba

 

Empezamos con droga pura. Una serie muy poco convencional, atípica, y difícil de digerir. Es una de esas series que no conocen término medio: o las adoras, o las detestas. Yo la adoro, y para mí fue la mejor serie del 2008 de largo, y una de las mejores de los últimos 5 años (los cuales han sido, en general y según mi punto de vista, simplemente nauseabundos, que ponen evidencia la decadencia creativa en que se encuentra actualmente el panorama del manga/anime). Seguramente esto último ha ayudado mucho en que ahora esté en mi top 10.

En un futuro lejano, el mundo se ha desarrollado de tal forma que los recuerdos pueden ser almacenados y transportados hacia otros cuerpos, gracias una especie de dispositivo que se encuentra incrustado en la cabeza de toda persona. Pero como la historia siempre se repite, sólo aquellas personalidades pertenecientes a las clases sociales más altas, y por lo tanto con mayor poder adquisitivo, pueden permitirse vivir esta vida inmortal, consistente en cambiar de cuerpo cada cierto período de tiempo pero manteniendo los recuerdos de su vida anterior. Por si no fuera eso, la tecnología ha avanzado tanto que ahora, no sólo es posible cambiar de cuerpo manteniendo los recuerdos pasados, sino que también es factible borrar todos los malos recuerdos y mantener solamente los buenos. En este contexto, la historia arranca con el despertar de nuestro protagonista, que se encuentra completamente arrojado en un mundo que ya no recuerda. Al parecer, sus recuerdos fueron borrados, pero todavía conserva una especie de medallón con una fotografía de una chica desconocida por él. Por si su situación no fuera suficientemente desconcertante, se da cuenta de que en su tronco hay un tatuaje misterioso y un agujero donde tendría que estar su corazón. Pero poco tiempo tendrá para reflexionar quién es y qué le ha pasado, ya que rápidamente pasará a ser perseguido por una entidad que tampoco recuerda.

Como podéis ver, el argumento es totalmente atípico. Pero el argumento no es lo único que la convierte en un producto totalmente anti-convencional. Lo primero que salta a la vista al visualizar esta serie es su tan peculiar y particular dibujo. Se trata de un dibujo muy retro, muy vanguardista e incluso podríamos tildarlo de “popero”. A primera vista, uno no podría siquiera pensar de que se trata de una serie japonesa, porque se desvincula de todos los rasgos típicos del dibujo japonés convencional, como si lo repudiase y como si quisiera alejarse completamente del modo de hacer de la animación japonesa. A algunos incluso les recordará mucho al estilo de dibujo de los inicios de Disney, especialmente en lo que respecta al diseño de los personajes. Es como si quisiese parodiar el mismo estilo Disney (ya que la historia de “Kaiba”, poco tiene que ver con las narradas por Disney). Este diseño, tan vanguardista, tan rompedor y tan popero, es una de las principales razones por las que la gente no se atreve a aventurarse a ver esta serie. Mucha gente no le ha dado una oportunidad a esta serie porque el dibujo le producía náuseas, o como mínimo le incomodaba. Y precisamente, este dibujo tan infantiloide y tan incómodo para la vista, cumple perfectamente con su papel: ayudar a crear una atmósfera asfixiante y psicotrópica, en que no se sabe distinguir si el dibujo quiere transmitir humor o drama. Es un dibujo encarrilado, según mi parecer, a romper con todos los moldes imperantes en el panorama del anime japonés contemporáneo, y al mismo tiempo, a ayudar a construir esa atmósfera tan peculiar que estará presente durante toda la serie.

Como ya habéis podido deducir de mi pequeña sinopsis, la historia de “Kaiba” está cargada de mensajes y reflexiones de índole filosófica. Preguntas sin aparente respuesta y de gran carga moral son una constante de la serie. Preguntas del estilo “¿Qué es el ser humano? ¿Cuál es el elemento más determinante a la hora de la construcción de la persona? ¿Puede una persona seguir siendo la misma ante un hipotético cambio de cuerpo? ¿Son los recuerdos la verdadera “alma” humana? ¿Se pierde humanidad a medida que la ciencia progresa? etc.  Incluso después del fin de la serie, estas preguntas continuarán presentes en nuestras mentes durante mucho tiempo, incluso puede que durante muchos años (como le pasa a un servidor). Sin duda, su historia es una de las mayores cualidades de la serie.

Pero lamentablemente, no todo es perfecto, y esta serie no es ninguna excepción a esta regla. También tiene sus defectos. El más notorio quizás es la estereotipación de la gran mayoría de sus personajes. Evidentemente, nuestro protagonista, el misterioso Popo y alguno podrían ser considerados como la excepción, pero la mayoría de los restantes son bastante “clichés”, por así decirlo. A esto, se le suma la confusión de los cambios de cuerpo, que a veces pasa a ser un poco desconcertante y dificulta significativamente la identificación de los personajes. Puede que sea intencional, pero a veces resulta algo agotador.

Así pues, estamos ante un anime con una ambientación y una animación que no dejan indiferente a nadie y que buscan presentarse como una alternativa a las obras de anime más comerciales y convencionales. Además, la música no es solamente muy concordante con la dinámica de la serie, sino que encima tiene una calidad muy por encima de la mayoría de las OST de los animes actuales. Para poneros una muestra, os pongo aquí el opening de la serie, muy bonito:

Así pues, es una serie que recomendaría a aquellas personas que lleven tiempo buscando algo diferente, algo rompedor y al mismo tiempo, algo de calidad. “Kaiba” es una grandísima serie, con sus defectillos, por supuesto, pero tal y como ya he dicho, es de los mejores animes, sino lo mejor, de los últimos 5 años. Os costará digerirla, pero si amáis al anime, también creo que tenéis que darle una oportunidad, olvidar todo lo que habéis visto hasta ahora, y zambulliros directamente en ese mundo tan psicotrópico y tan único de “Kaiba”.

 

9. – Legend of the Galactic Heroes


LOTGH

 

Este anime lo descubrí gracias a ErGuiri, y la verdad, le estoy muy agradecido por haberlo dado a conocer. Una joya de los 90 (que de hecho, empezó a ser emitida en diciembre de 1988, pero que no terminó hasta el octubre de 1997), que se puede resumir en una simple palabra: epicidad. Es un anime de épica verdadera, que es diferente a la épica psicotrópica (llamada también como épica “hot-blood”) utilizada por muchas series actuales (véase Tengen Toppa Gurren Lagan, serie que me gusta, pero que la encuentro muy muy sobrevalorada).

Aviso: todavía no lo he terminado de ver. Normalmente no me atrevo a opinar sobre animes que no he terminado, pero con ésta haré una excepción, porque se lo merece.

La historia se sitúa en un futuro muy lejano. Se trata de una opera espacial, en la que existen dos grandes potencias: por un lado, el “Imperio Galáctico”, imperio con una forma de gobierno de índole monárquica y de tintes claramente germánicos  (recuerda a algunos imperios de la época moderna como el Reino de Prusia); y por otro lado, la llamada “Alianza de los Planetas Libres”, conjunto de planetas con una forma de gobierno liberal-demócrata. Estas dos potencias están en guerra desde hace un par de siglos, pero sus amenazas no se encuentran sólo en el exterior, sino también en el seno de las dos potencias. En la Alianza, se han olvidado los valores propios de toda democracia, los políticos están en la política solamente por intereses personales y la corrupción ya hace tiempo que se ha instaurado entre la clase política; mientras que en el Imperio, la dinastía Goldenbaum ya le pesan los años, la brecha entre las clases bajas y la clase social aristocrática no hace más que ancharse, y los aristócratas han olvidado su función y se dedican a disfrutar de una vida llena de lujos mientras parte del pueblo continua en la miseria. Dos modelos políticos enfrentados, que se encuentran en sus respectivas crisis. La historia se articulará alrededor de dos protagonistas, nacidos en las dos potencias enfrentadas: por un lado, en el Imperio, el protagonista será Reinhard von Lohengramm, un joven genio de orígenes humildes pero de familia noble y cuya hermana  fue vendida al Káiser como concubina, pretende escalar hacia lo más alto de la Marina del Imperio para ostentar el poder absoluto, y así poder acabar con la dinastía Goldenbaum y con toda la mugre que el sistema ha engendrado; y el otro protagonista, nacido en la Alianza, será Yang Wenli, un genio que iba para historiador pero que para poderse pagar los estudios decidió entrar en la Armada de la Alianza, y que debido a sus grandes cualidades como estratega, va escalando en la jerarquía militar muy a su pesar. El encuentro entre estos dos genios de la estrategia, marcará profunda e irremediablemente la historia de la mismísima humanidad. El punto de partida de la serie es este, y que conste que lo he simplificado mucho.

 

Precisamente la historia es la gran cualidad de este anime. La trama es compleja, pero en ningún momento resulta confusa, y lo que es mejor: está realmente bien trabajada. Es un anime inteligente, no porque haya unos grandes giros argumentales (que también los hay, os lo aseguro), sino por la forma en que este anime es conducido y la forma en la que tratan los complejos asuntos políticos en cada una de las potencias. Es muy histórica, en el sentido de que utiliza muchas de las lecciones que las historia nos ha mostrado y las aplica a la trama de la serie, y de forma magistral. La Alianza realmente funciona como un auténtico estado liberal-democrático, y el Imperio lo hace como una auténtica monarquía absoluta. Además, especial mención a la manera en que han desarrollado los intentos de golpe de estado y las tramas políticas internas de ambas potencias. Muy bien trabajadas. Aunque no todo son cualidades. No sé si por mi condición de politólogo o de inconformista, detecto que hay algunos detalles sobre el funcionamiento de los estados que, bien se omiten sin querer o bien se ignoran con plena conciencia de ello, pero que al final, no acaban teniendo ningún papel cuando en realidad tienen un peso fundamental en el día a día de la política estatal. Hablo, por poner un solo ejemplo, del papel de los “medios de comunicación de masas”, que apenas es tratado durante la serie. Pero estos errores se le pueden perdonar, porque por el resto, es un anime muy inteligente y muy elaborado.

 

Decir también que es un anime que no gustará a muchos, ya que es un anime dónde las conversaciones largas y profundas sobre temas políticos, filosóficos y morales, son una constante. Para otros (como yo), es uno de los elementos que hacen grande a esta serie. Las reflexiones son muy interesantes, y al contrario de lo que yo pensaba inicialmente, a veces no dudan conducir las conversaciones ignorando el asqueroso “políticamente correcto”. Los claros guiños a la democracia, perpetrados en su mayoría por Yang Wenli (la encarnación del espíritu democrático por excelencia, es irónico uno de los grandes exponentes de la democracia en la serie no sean los políticos de la Alianza sino uno de los altos cargos militares de la misma), son una constante, pero no dudan a la hora de diseccionar con toda crudeza las carencias fatales que tienen los sistemas liberal-democráticos. Las conversaciones mantenidas entre Yang Wenli y Reinhard von Lohengramm y sus respectivos socios sobre el sistema político en el que viven y cómo lo querrían mejorar. Los personajes están muy bien definidos, y muchos de ellos experimentarán una evolución notable. Hay de todos los tipos y todos muy interesantes, pero por mencionar sólo algunos, remarcar el nombre de Oskar von Reuental, uno de los almirantes del Imperio y un personaje que no dejará indiferente a nadie, tanto por su pasado como por su forma de pensar; y Paul von Oberstein, la encarnación del mismísimo Maquiavelo y futuro consejero de Lohengramm.

 

La animación, como podréis comprender, es uno de los puntos flacos de la serie. Evidentemente, una serie de finales de los 80, no podía tener una animación de la calidad de las series del nuevo siglo, pero a mucha gente le producirá cierta aversión esta animación tan arcaica. Por mi parte, me encanta. Utiliza un dibujo muy europeizado (que también se agradece de vez en cuando), y la animación, a pesar de ser rústica, transmite perfectamente el fervor de las batallas, lo cual no hace más que incrementar el grado de epicidad de la serie. Y hay un detalle, que a mi me encanta: no hay ni un puñetero rastro de “mechas”. Odio los “mechas”, me pone nervioso la filia que tienen los japoneses con los robots i la manía que tienen en meter “mechas” en todas las series de ciencia ficción. Evidentemente, LOGH es de otro nivel y no aparecen ni aparecerá nunca ningún “mecha”. Respecto a la música, para mí es genial, pero más que nada porque la mayor parte de su OST está compuesta de música clásica, especialmente la música perteneciente a Haendel y Beethoven. Eso sí, los openings son infumables (excepto el tercero, el único que se salva), y los endings más de lo mismo.

 

Podría seguir hablando de la serie, pero lo dejaré aquí. Si buscáis un anime realmente épico, con una trama muy inteligente, con personajes inolvidables, mucha música clásica, con muchas reflexiones y conversaciones de índole filosófica y moral, y no os importa que tenga una animación arcaica, “Legend of the Galactic Heroes” es vuestro anime.

Soy de los que piensa que uno no puede considerarse un auténtico fan del anime sin haber visto los 110 episodios de esta magistral serie (y sí, no la he visto entera, pero voy por un poco más de la mitad y sé de lo que hablo).

 

8. – Haibane Renmei


Haibane Renmei

 

Otro de esos animes que, de nuevo, o los adoras o los detestas. Un anime único e irrepetible, tan bueno como particular, que es imposible recomendarlo a todo el mundo precisamente por sus cualidades. Aprovecho para agradecerle a Reboot por darla a conocer en su día y por descubrírmela, siempre le estaré agradecido por ello.

“Haibane Renmei” nace de la mente de Yoshitoshi ABe, artista gráfico responsable del diseño de personajes de series como “Serial Experiments Lain” y “Texhnolyze”. De hecho, el anime de “Haibane Renmei”  no es más que la adaptación de unos “doujinshi” escritos e ilustrados por el mismo ABe. Antes de continuar, tengo que avisar que para mí, es realmente difícil hacer un retrato de la grandeza de esta serie. Es una obra muy personal, intimista, mágica y de una gran belleza, pero es realmente complicado poder explicar el porqué de esa magia. Si la veis, lo comprenderéis.

 

En modo de resumen, la serie empieza cuando una chica, tras experimentar un sueño muy particular, se despierta en una casa rodeada de un grupo de chicas aladas muy especiales, que se les conoce con el nombre de Haibane. Pronto se dará cuenta de su nueva situación: acaba de nacer, en un pueblo llamado Guri que se encuentra rodeado por unas murallas que nadie debe traspasar, y en el que las Haibane son sus guardianas. Al cabo de unas pocas horas de nacer, a nuestra protagonista le es atorgado el nombre de Rakka (el nombre siempre está relacionado con el sueño que tienen las Haibane antes de nacer), y experimentará un doloroso proceso biológico, en virtud del cual le saldrán esas alas tan características de las Haibane. Este es el punto de partida de la serie, y muchas son las preguntas que nos surgirán desde el primer capítulo de la serie: ¿Qué son las Haibane? ¿Qué tienen que proteger? ¿Qué hay más allá de las murallas? ¿El muro sirve para retener a su gente o para protegerla? ¿Porqué son las Haibane las guardianas y no los mismos humanos? Etc.

 

De entrada, advertiros de que muchas de estas preguntas no tienen respuesta, y en ningún momento serán aclaradas. Y sinceramente, ni falta que hace. No son más que parte del encanto de esta misteriosa serie y su misterioso mundo. A lo largo de la misma, iremos viendo cómo viven las Haibane, y especialmente, la evolución de Rakka como Haibane y como persona, así como la evolución de otros personajes de la serie. Especial mención al personaje de Rekki, una Haibane que ejerce de “madraza”  y de guía para muchas Haibane, pero especialmente para la novata de Rakka. Rekki es uno de esos personajes con las que uno se identifica fácilmente, y a todos aquellos que les ha gustado la serie, Rekki es el personaje que más les ha marcado, con diferencia. Muchas serán las emociones que viviremos junto al grupo de las Haibane; seremos testigos de sus alegrías, de sus tristezas, de sus dudas existenciales, y presenciaremos algunas escenas francamente preciosas e igualmente tristes, como la vida misma. Eso sí, olvidaros de la acción y de los giros argumentales. Si eso es lo único que os gusta, no miréis esta serie, no va con vosotros.

 

Como muchos ya habréis deducido, la ambientación es uno de los mayores puntos fuertes de la serie, junto con sus personajes. Pocas series existen con una ambientación tan bien lograda como la de “Haibane Renmei”; y pocas series veréis con la calidez, la paz, la dulzura y el amor por las pequeñas cosas que desprende esta serie (seguramente la única junto al anime de “Mushishi” y al manga de “Yokohama Kaidashi Kikou”, a pesar de las grandes diferencias existentes entre estas tres obras). La música es francamente buena, relajante y principalmente instrumental, y tienen un papel muy significativo en la construcción de esa maravillosa atmósfera de la que hace gala “Haibane Renmei”.

 

Es una serie bastante corta (13 episodios solamente), pero os aseguro que, si os gustan este tipo de series, no os sabrá a poco. Cumple con su cometido, y lo hace de forma magistral. Una serie muy poética y cálida, pero que debido a sus grandes cualidades y a su intimismo, resulta muy difícil recomendarla a todo el mundo.

 

7.- Texhnolyze


Texhnolyze

 

Una de esas series que no son demasiado conocidas, y que una parte considerable de esas pocas personas que la han visto, no les ha gustado. Y es que Texhnolyze no gusta a todo el mundo, ni puede hacerlo, se trata de un anime muy particular.

Texhnolyze se puede definir con una sola palabra: distopía. Es uno de los grandes exponentes del género distópico del mundo del anime, y uno de los animes más oscuros que he visto. La historia se sitúa en un futuro lejano, en una ciudad decadente, sombría, incluso lúgubre, llamada Lucks, la autoridad de la cual recae en un grupo autoritario llamado Organ, cuyas acciones siempre van encaminadas a favorecer a la clase social dominante. Allí vive un joven boxeador callejero, Ichise, uno de esos muchos lobos solitarios de esa siniestra ciudad, donde la única ley imperante es la violencia. Un día, al ganar una pelea en que se suponía que tendría que haber perdido, Ichise es brutalmente golpeado y mutilado. Justo cuando parecía que su vida gris llegaba a su fin, Ichise es sometido, contra su voluntad, a un proceso regenerativo, en virtud del cual se le implantan unos miembros orgánicos artificiales llamados “Texhnolyze”, un lujo que sólo la clase dominante de la ciudad puede permitirse. De forma irónica, Ichise había sido salvado por el sistema que tanto aborrecía. Nuestro protagonista, pierde las ganas de vivir y el rumbo de su vida, hasta encontrarse con una joven y misteriosa profetisa, llamada Ran. La muchacha intentará ayudar al lobo solitario en su búsqueda de dar un sentido a su vida en un mundo cadavérico, incluso a pesar de que la joven ya conoce el terrible destino que le depara a la ciudad de Lucks.

Este es el punto de partida de la trama de la serie, una trama tremendamente compleja, y que en ocasiones puede devenir incluso confusa. El primer capítulo, por ejemplo, es terriblemente confuso, sin apenas diálogos, el espectador se ve arrojado a un mundo tétrico, lúgubre, violento, sin apenas comprender el porqué de todo aquello. Exactamente igual que nuestro protagonista. Pero con la llegada de Ran y el transcurso de la historia, poco a poco seremos conscientes de la terrible realidad del mundo de Ichise. El argumento no lo desvelaré, pero a pesar de que iremos comprendiendo la realidad de la ciudad y de sus personajes, la trama es muy compleja durante toda la serie. Lo he dicho al inicio, Texhnolyze no es una simple distopía, es la distopía por excelencia. Un argumento oscuro y desesperanzador, no apto para personas sensibles. Los personajes son muy interesantes. Si bien podría haberse realizado un mejor trabajo en cuanto a su evolución, es imposible no sentirse identificado con alguno de ellos. Algunos de ellos, como Yoshii, a pesar de su rol secundario, dejarán una huella en los espectadores y en algunos personajes que difícilmente podrán olvidar durante el resto de la serie. Olvidad los personajes alegres y extrovertidos, esto es Texhnolyze, aquí todo es sombrío, lúgubre y desesperanzador.

Así pues, su mayor baza es la ambientación. Y todos los componentes de este anime hacen de esta serie una de las más oscuras que existan en el panorama del anime de los últimos años. Y es oscura en el sentido más profunda de la palabra: es una serie oscura porque como las mismísimas tinieblas, no hay rayo de luz alguno, no ese humor analgésico que emanan algunas series con pretensiones distópicas, y no hay un personaje que sea capaz de acabar con ese averno. La violencia manda en esa ciudad durante toda su existencia, y no sólo la violencia física, sino todas las demás hermanas de la violencia (desde la violencia sexual hasta la clásica violencia psicológica misma). Ese ambiente tan tétrico, tan depresivo, y tan putrefacto perdura durante toda la serie. Incluso la música es apagada y depresiva, y cumple perfectamente su cometido. Ahora bien, en este punto, cabe mencionar que hay una canción muy bonita, una de aquellas que en su momento te arrancan el corazón. La pondré, pero no diré cuando suena, para ello, tenéis que ver la serie.

Y por último, decir que, como todas las distopías, se trata de una alerta al presente, de cómo puede evolucionar nuestro mundo si no solucionamos de raíz los múltiplos problemas y conflictos que germinan en nuestros tiempos.

No es una serie que pueda recomendar a todo el mundo, pero los amantes de las distopías sí que tienen que verla, porque os marcará. Y repito, no es una serie apta para corazones sensibles.

 

6.- Cowboy Bebop


Cowboy Bebop

Evidentemente, supongo que la presencia de esta serie en mi top 10 no es ninguna sorpresa. Sin duda, una de las series más exitosas de los 90, una de las mejores épocas del anime (en mi humilde opinión, y que por si no se nota, adoro ese período).

A grandes rasgos, la historia se ubica en el futuro (alrededor del año 2071, aproximadamente), y gira en torno a un equipo de cazarrecompensas y sus aventuras. Sin embargo, a medida que avance la historia, nuestros protagonistas experimentarán en sus propias carnes el peso de sus respectivos pasados, condicionando completamente su presente y su futuro. No es necesario explicar demasiado sobre esta serie, ya que es de las series más conocidas por los fans del anime, e incluso por los alienos del anime mismo (conozco a muchos que no saben nada de anime, pero que en cambio, sí que saben qué es Cowboy Bebop).

Puntos fuertes: muchos. Los personajes, sin duda, es uno de sus mayores atractivos. A pesar de no ostentar una complejidad o una evolución tan magnífica como otras series del género, Cowboy Bebop está formado por una gran cantidad de personajes, muy diversos, muy abundantes y sobre todo, muy carismáticos. Y su pareja protagonista, Spike Spiegel (genial, sencillamente genial) y Jet Black, es uno de los mejores dúos que servidor ha visto en una serie de anime. Imposible no sentir aprecio por esa pareja. Y por si no fuera poco,  la serie cuenta con uno de los antagonistas más escalofriantes e inquietantes del mundo del anime: Vicious. Uno de aquellos personajes que te dejan la sangre helada sólo con su presencia, pero que por si no fuera suficiente, cada vez que hablaba parecía que lo hiciese el mismísimo diablo. No es el mejor antagonista de la historia del anime, pero si uno de los mejores, sin duda. La ambientación es excelente, futurista pero con muchos toques cosmopolitas, incluso jazzísticos. Y las secuencias de acción son soberbias, y a pesar de su abundancia, nunca llegan a ser cansinas.

Pero sin lugar a dudas, el mayor punto fuerte de la serie con diferencia, es su increíble Banda Sonora. Puedo afirmar sin miedo a equivocarme que la OST de Cowboy Bebop es la mejor banda sonora de la historia del anime. Y por supuesto, es mi favorita. La creadora de esta magnífica obra musical es, de nuevo, la genial Yoko Kanno. La OST tiene una gran cantidad de temas de jazz, especialmente de la corriente musical llamada Bebop. Pero no es una simple banda sonora de jazz, es una grandísimo ejemplo de cosmopolitismo musical, incorporando temas que van desde el blues, el pop, la música clásica, e incluso el hard rock. Especial mención de los temas “Blue” (precioso, de los mejores de la OST), “Green Bird”, la versión del “Ave María” de la autora, o el mismo opening, “Tank!”.

Una de esas series que hay que ver. Y no hay excusas que valgan, hay que verla y ya está.

 

5.- Mushishi


Mushishi

 

Todo lo que pude decir de ella ya lo dije en su momento en este mismo blog, en una entrada que le dediqué especialmente a esta serie. Una magnífica obra de arte, pura lírica, pura poesía audiovisual. Cada vez que la miro de nuevo, más me gusta. De lo mejor de la última década.

 

4.- Earth Girl Arjuna


Earth Girl Arjuna

 

Esta es una de aquellas joyas que injustamente, sea por los motivos que sean, no gozan del prestigio que deberían. Cuando la vi hace unos 4 años (puede que algo más incluso) casi nadie la conocía, y desgraciadamente, esta serie aún continua siendo una auténtica desconocida para la mayoría de fans del manga/anime.

Tal y como se muestra en la página de Filmaffinity, el argumento sería el siguiente: “Todo comienza cuando Juna Ariyoshi, de 15 años, le pide a su amigo Tokio Oshima ver el mar, pero no el mar contaminado de la ciudad de Tokio, si no que desea ver el mar puro y cristalino al otro lado de la montaña. Es así como los dos emprenden un hermoso viaje en motocicleta hasta que una fuerza desconocida los hace volcar, provocando así la muerte de Juna. En medio de la sala de operaciones, ella despierta y puede ver su propio cuerpo flotando justo en el momento en que sus signos vitales cesan. Es entonces despedida a gran velocidad hacia el cielo, observando un hermoso amanecer y, además, viendo cómo criaturas con formas de gusano absorben y destruyen la tierra. Aparece entonces una criatura llamada Chris, la cual le ofrece una posibilidad: “Puedo salvar tu vida esta vez, pero sólo si aceptas defender la tierra del Raaja”. Ella acepta el trato dudando completamente si será capaz de enfrentar algo tan oscuro.”

Este es el punto de partida de la serie (y sí, no me he esforzado nada en contaros la trama, pero si alguien sintetiza mejor el argumento de la serie que yo, pues entonces es mejor para todos que os ponga lo que dice esa fuente, además de que la vi hace 4 años! Mi memoria es buena, pero no tanto). Como ya podéis suponer, la originalidad de la serie radica en el fuerte peso que tiene el ecologismo en la trama y contexto de esta serie. Esta serie es del 2001, y no sólo ha sido la única serie (hasta la fecha, que yo recuerde) que ha apostado por el tema del cambio climático y del ecologismo en general como piedra angular de su argumento, sino que encima lo hizo sin caer en los argumentos y tópicos sectarios que a veces nos tienen acostumbrados ciertos sectores del movimiento ecologista (una auténtica lástima, pero es así, el ecologismo aún se concibe como algo propio y exclusivo de los “progres”, cuando debería extenderse a todos los rincones del espectro político democrático). Es una serie ecologista que intenta precisamente universalizar el movimiento ecologista sin necesidad de politizarlo excesivamente. Además, el componente ecologista es mezclado con elementos propios de ciertas filosofías de tintes hinduístas, lo cual ayuda mucho más a dejar atrás el peligro de convertirse en “una serie verde, por y para los verdes”. Evidentemente, si uno no siente el más mínimo interés por el tema del ecologismo, que no intente ni verla, pero lo que intento decir es que no hace falta ser de Izquierda Unida para poder apreciar el valor de esta tan infravalorada serie.

De todas formas, “Earth Girl Arjuna” es más que una simple serie ecologista. Tiene un buen desarrollo, tanto a nivel argumental como en lo que se refiere a la evolución de los personajes a lo largo de la historia. Incluso se le perdona que la serie tenga un toque de “magical girl”, género que, salvo tres series que para mi son joyas (ni una, ni cinco, sólo tres, entre las que incluyo esta misma a pesar de que no sea propiamente del género), lo demás para mi es pura mugre. Pero como se dice, incluso en géneros tan aberrantes como el de los mechas o el de las magical girls, hay auténticas joyas (algunas escondidas y otras incomprendidas). En lo referente a los personajes, cabe destacar un nombre: Juna Ariyoshi, la protagonista. Sólo diré que es juntamente con Nausicaä (de la película de Ghibli), Sakura (de Sakura Cardcaptor, y sí, a veces soy algo ñoño, pero adoro este personaje y esa serie, por muchos defectos que tenga y por mucha magical girl que haya, porque yo no he visto en mi vida una serie de anime que trate de forma tan natural y dulce el tabú de la homosexualidad, o que haga una oda tan bonita a la adolescencia) y Urumi Kanzaki (de Great Teacher Onizuka), una de mis protagonistas femeninas preferidas. Es pura dulzura, pura valentía, y sobre todo, pura humanidad. Respecto al resto, decir que están a la altura, presentan evoluciones muy notables y que todos nos aportaran algo sobre lo que reflexionar. La animación es, para ser del 2001, magnífica, de aquellas que por si solas ya dotan de vida a la ambientación de la serie. Pero por si no fuera poco, la música es impresionante. ¿Sabéis quién está detrás de la BSO de Earth Girl Arjuna? Pues de nuevo, la gran Yoko Kanno. Y como de costumbre, no defrauda. Esa banda sonora (destacar los temas de “Aqua” o “Chikyuu Kyoumei”) combinada con la magnífica animación, dotan a la serie de una ambientación inmensa.

Aquí os dejo el trailer, para que os hagáis una idea:

 

 

Es una serie de calidad y de temática atípica, así que si no le dáis una oportunidad a esta serie, no podréis sentiros como si ya hubieséis visto todo lo mejor del mundo del anime.

 

3.- Neon Genesis Evangelion


Evangelion

 

 

Un clásico que no deja indiferente a nadie, y que a pesar de que ya han pasado 10 años desde que fue creado, todavía hoy da mucho que hablar. No se puede comprender la historia del anime sin pasar por esta serie. La obra magna del controvertido estudio Gainax, marcó un antes y un después en la historia del manga/anime.

Intentaré ser breve, porque sobre esta serie podría pasarme horas y horas hablando de ella, pero no es la finalidad de esta entrada. Esta serie no tiene punto intermedio: o la odias, o te encanta. Evidentemente, yo soy de estos últimos. La serie nos transportaba a un hipotético 2015, en el que la organización militar “Nerv” protegía la humanidad de los ataques constantes de unos misteriosos seres (apodados como “ángeles”) mediante el uso de unos robors biomecánicos denominados “EVA”. Odio a los mechas, de verdad, no me gustan nada, pero en esta serie se le perdona este detalle. Una de las características más remarcables de este anime (y una de las razones por las cuáles ha dejado tanta huella) es el tinte psicológico, e incluso psicótico (y en ocasiones, solipsista), que emana toda la serie. El diseño y evolución de los personajes es una de las señas de identidad de Neon Genesis Evangelion y uno de sus puntos fuertes, y en este aspecto también fue pionera. Pocas series llevan a cabo un desarrollo y una disección moral y filosófica de sus personajes tan magistral como ocurre en esta serie. Por poner un ejemplo, es impresionante la evolución de Asuka Langley, Misato Katsuragi, Rei Ayanami, o del propio protagonista de la serie, Shinji Ikari, uno de los personajes más controvertidos e interesantes de la historia del anime. No era nada usual que el protagonista de la serie fuera alguien tan lamentable, miedica, llorón, y sumamente anti-héroe como Shinji Ikari. Sin duda, fue un personaje que rompió moldes, no por sus cualidades, sino por sus miedos y defectos. Algo tremendamente original, y más en aquella época (recordemos, finales de los 90, época en que Occidente se empezaba a inundar masivamente de series de anime). Incluso sus antagonistas, que van desde el cruel Gendo Ikari (otro personaje que deja huella, inolvidable) hasta las “manos invisibles” que están detrás de gran parte de los eventos transcurridos durante la serie, todos ellos están perfectamente diseñados (especialmente en términos psicológicos y filosóficos), y de nuevo, indiferencia es lo único que no provocan.

Además, cabe destacar el factor filosófico que tanto adoro, y que en este caso era tremendamente original: la incorporación del cristianismo en la trama de una serie de anime. Este es el mayor punto fuerte de la serie junto al de los personajes: una trama muy bien llevada y con una gran carga filosófica, que evadía todo laicismo o toda filosofía oriental, y se bañaba directamente en la mayor de las religiones monoteístas de la tierra. A mi esto me encantó, tanto el punto de partida como el resultado, y que conste que soy ateo hasta la médula. Cabe destacar que el final decepcionó a muchos, y que fue una de las causas por las cuáles se ganó tanto odio entre muchos fans del anime. Este odio, es completamente comprensible, ya que no fue sólo el final, sino las múltiples artimañas que Gainax i Hideaki Anno llevaron a cabo con respecto a la serie (en este punto, si queréis saber más, mirad la review de Dath sobre la segunda película del rebuild of Evangelion). Para mi, el auténtico final se encuentra en la película “The end of Evangelion”. Podría criticar el final de la serie y el timo de la película “Death & Rebirth” (lo único bueno que tuvo fue la portada, y por eso la he puesto, porque es buenísima), pero nada de esto resta calidad al producto final, almenos para mi.

La ambientación fue espectacular, constantemente transportándonos con una facilidad asombrosa dentro de las mentes de los personajes tan humanamente imperfectos, tan humanamente despreciables en ocasiones, y tan humanamente admirables en otras.  Y la música impresionante, que abarca desde nuevas versiones de canciones conocidas (véase la versión del “Fly me to the moon” de Sinatra, utilizado en esta serie como ending, maravilloso) hasta un gran repertorio de temas de música clásica. El resultado: épico. Aún se me pone la piel de gallina cuando en ciertas escenas sonaban la sinfonía número 9 de Beethoven, o el Air on the G string de Bach. El opening también es archiconocido, y es una muestra exacta de qué es la serie: pura locura artística.

En ningún momento he mencionado el “Rebuild of Evangelion”, más que nada porque aún está en proceso y sólo he visto las dos primeras películas. La nueva versión promete, especialmente tras el visionado de su segunda cinta, pero prefiero ser precavido y no tener demasiadas esperanzas. Así la sorpresa será mayor, y la decepción menor en caso contrario. De todas formas, dudo que pueda suplantar la versión original de la serie. Sin duda, una de mis favoritas y de las que más me han marcado.

 

2.- Monster


Monster

 

Aquí, unas de las mejores series de anime y manga jamás creadas.

Es sobresaliente en todos los aspectos, y repito, en todos ellos , desde los personajes y su evolución (mención especial a Johan Liebhart, el mejor antagonista de la historia del manga/anime, sin exagerar), la música, la ambientación y por supuesto, la trama, que es de lo mejorcito que se ha hecho en la historia del manga/anime (y que está al nivel de muchos de los grandes thrillers del cine, seguro que si se hiciese una adaptación fiel a esta obra en la gran pantalla, arrasaría).

Además, la adaptación al anime de la serie es simplemente sublime, única e irrepetible. Ojalá todas las adaptaciones de los mangas fueran tan fieles a la obra original. Podría enrollarme, y mucho sobre esta serie, pero prefiero que os leáis la siguiente reseña que hizo Dath en su blog; allí averiguaréis porqué esta serie está en mi lista, porqué está tan bien valorada por la crítica, y sobre todo, podréis leer una de las mejores reseñas que servidor ha leído en su vida (además, él refleja exactamente mis pensamientos y opiniones de la serie, con el añadido de que mi prosa está a años luz de la suya). Si no la habéis visto, y os declaráis fans del manga/anime, entonces tenéis que verla, estáis obligados. Y si os gusta el arte de verdad, también.

 

1.- Ghost in the Shell: Stand Alone Complex (y 2nd GIG)


GITS: SAC 2nd GIG

 

 

No sé si será la mejor, pero ésta es, sin duda alguna, mi preferida. De hecho, todo el mundo de Ghost in the Shell me tiene enamorado.

Lo primero que vi de esta magnífica obra de Mamoru Oshii fue la primera película, y gracias a ella descubrí el mundo del “cyberpunk” (algo que siempre le agradeceré). Años más tarde, llegó a mis oídos que Ghost in the Shell tenía una serie de animación, y no sólo eso, sino que muchos se atrevían a afirmar que la serie superaba con creces a la película. Y empecé a ver la serie Ghost in the Shell: Stand Alone Complex. Y descubrí la mejor obra de anime jamás hecha. Si con la primera temporada había disfrutado muchísimo (muy buena la saga del hombre sonriente, inolvidable), de la segunda (GITS: SAC 2nd GIG) ya ni os cuento. Para mi, incluso mejor de lo que ya fue la primera, solventó algunos defectillos de la primera temporada (sobre todo defectos relacionados con el ritmo de la serie y el uso de los capítulos relleno), y mejoró de forma muy significativa todos los aspectos aparentemente inmejorables de la primera temporada. Estas mejoras se materializaron especialmente en el uso de una nueva trama que fue impregnada con un tinte más político e internacional que en la primera temporada, aparecieron personajes sencillamente geniales como Hideo Kuze y Kazundo Gouda.

Pero si algo caracteriza la serie de GITS: SAC, es que destaca en todos y cada uno de los aspectos que la componen. La historia, el trasfondo y la evolución de la misma son magistrales, muy en consonancia al “modus operandi” del mundo en que se desarrolla la serie. Los personajes rebosan carisma por todos lados (incluso los más secundarios de la sección 9 tienen muchísimo más carisma que muchos de los protagonistas de las series actuales), y hay algunos simplemente irrepetibles y únicos como la Mayor Motoko Kusanagi. La música estuvo en manos de Yoko Kanno, y eso es sinónimo de calidad (de hecho, la banda sonora de GITS: SAC es la segunda mejor BSO que he escuchado en una serie, por detrás de la de Cowboy Bebop, que es insuperable).

La ambientación también es magistral, ya que por algo es el máximo exponente del cyberpunk en el mundo de la animación (no del anime o del manga, sino del mundo de la animación entero) y por algo fue una de las series de anime más caras realizadas hasta la fecha (puede que incluso fuera la que más). Y por si no fuera poco, tiene algo que la hace muy única, y a la vez, muy especial: la carga filosófica. Durante la serie muchos son los temas filosóficos que son abordados: desde el problema filosófico y moral que supone la misma distopía futurista sobre la que tienen lugar todos los sucesos de la saga, hasta la cuestión metafísica de lo que en la serie se llama el “complejo de autosuficiencia”, que tiene una importancia vital durante toda la saga.

Como podeis ver, todo en esta serie es insuperable, y no estoy exagerando. Soy incapaz de prescindir de una de las dos temporadas, pero si aún así me obligáseis a elegir una, eligiría sin duda alguna la segunda temporada. Pero ambas temporadas son parte de un todo sublime: la mejor serie que se ha hecho en la historia del anime.

Y aún no ha aparecido la serie que la pueda destronar de esta posición. Y seguramente nunca aparecerá.

 

———————————————————————————————————————————————-

Pues este es mi top 10, y creedme, me ha costado mucho decidirme por poner sólo 10 series. En los últimos años el panorama del mundo del manga/anime ha sido simplemente desolador, pero si uno busca, en el pasado puede encontrar muchas joyas que han pasado sin pena ni gloria, y que a pesar de tener una calidad muy por encima de la mayoría de animes, nunca tendrán un espacio en el hall de la fama de la historia del anime. Injusto, pero real. En este top 10 he incluido algunos de estos animes, para hacerles justicia.

De todas formas, son muchos los animes que me hubiera gustado mencionar pero que al final, he tenido que dejarlos fuera de la lista. Animes de la talla de “Serial Experiments Lain” (mítica, es un auténtico “must see” y o la odias o te encanta, y a mi me encanta), “Kino no Tabi” (ésta juro que le dedico una entrada, porque se lo merece, y estuvo un buen tiempo en mi top 10), “Planetes” (una serie muy infravalorada, pero que es una de las mejores obras de  ciencia ficción sobre el futuro de los seres humanos en el espacio exterior que existen, muy realista), “Hachimitsu to Clover”, “Escaflowne”, “Princess Tutu” (sí, el título suena horrible, y encima salen magical girls, pero os aseguro que es una joya, un cuento maravilloso), “Last Exile” (lo mejor que ha hecho el estudio Gonzo, y una grandísima serie, que durante mucho mucho tiempo estuvo en mi top 10, y que algún día la volveré a ver entera y le dedicaré una entrada), “Noein”, “Now and then, here and there” (una serie dura como la misma realidad,  una distopía, que trata temas tan crudos como los abusos infantiles en los países del tercer mundo) o incluso la surrealista “FLCL” de Gainax, por mencionar unas pocas. También decir que hay un par de series candidatas a formar parte de este top 10 en detrimento de algunas de las presentes, pero dado que o bien todavía no las he podido ver, o bien hace demasiado tiempo que las vi y por ende no puedo opinar con propiedad, pues también se han quedado fuera, como “Utena”, “Argento Soma”, “Ergo Proxy” o  “Natsume Yuujinchou”. Tarde o temprano, si realmente valen la pena y están a la altura, les dedicaré una entrada a alguna de estas series.

Pues eso es todo, espero que os pueda ser de utilidad, sólo recordar que este es mi top 10 actual, puede que en el futuro cambie. Aunque seguro que 7 de estas series ya no se moverán nunca de mi top 10, son únicas y me han marcado profundamente. Aunque si llegara el día en que tengo que rehacer el top 10 de nuevo, cambiándolo todo, pues sería un auténtico placer. Pero viendo el panorama actual, y la dirección que está tomando el mundo del anime, dudo mucho que esto pase. Suerte que siempre quedarán las series de los 90 y de principios del nuevo milenio para olvidar el panorama actual. Porque estas series son las que nos permiten, a los amantes de este mundillo, seguir considerando al manga/anime como arte.

Anuncios

15 comentarios

  1. Por lo pronto dejo el “visto”. Mañana, antes de irme de viaje, lo respondo como se merece.

    Un saludo.


  2. Bueno, dado que el post es muy extenso y yo hoy a una hora indeterminada tengo que partir a Valladolid, iré desglosando poco a poco mi respuesta y en esta ocasión me centraré en el debate que propones sobre Kaiba, no en tanto en la serie en sí sino en la existencia o no del alma.

    Se trata de uno de los enigmas más manidos y recurrentes en la historia de la Humanidad. ¿Puede el hombre renegar de una trascendencia al margen de si cree o no en la existencia de Dios? La respuesta es clara y parece indicar que no, puesto que el cerebro humano entiende la aleatoriedad, pero no puede asimilarla, incluso aunque se afirme lo contrario.

    Un ejemplo muy concreto lo tenemos en el famoso juego del Piedra-Papel-Tijera. Al principio puede parecer arbitrario, pero en la práctica no lo es y de hecho nuestro cerebro responde de una forma inconsciente a un cúmulo de patrones que tienden a ser repetidos cíclicamente. De ese modo los jugadores que los identifican tienden a ser los mejores. Lo mismo sucede al parecer con la mecánica de teclear el 0 y el 1 una y otra vez. Si lo hacemos repetidamente terminaremos por reproducir ciertos cánones. En otras palabras, podemos creer en que algo es aleatorio, pero nuestro comportamiento consciente o inconscientemente no lo será.

    De este modo el hombre necesita una justificación a todo lo que sucede incluso aunque no tenga una explicación racional y es allí donde surge la necesidad de una trascendencia. De un más allá, de la necesidad de saber que todo lo que vivimos está plenamente justificado, como ocurre por ejemplo con la famosa ilusión de Kanizsa.

    Sí, aquí hay tres figuras que sugieren un triángulo, pero realmente éste no existe. No obstante, nuestro cerebro cree firmemente que así es. Algo muy similar ocurre con la necesidad de la religión y la búsqueda de respuestas. Todo eso, así como otros enigmas como la asimilación del concepto de la muerte y del fin de la vida difícilmente asumible por el ser humano, lo encontramos en un apasionante programa de Redes que naturalmente te invito a ver por lo extraordinariamente interesante de sus conclusiones:

    http://www.redesparalaciencia.com/3028/revista-redes/creencias-y-realidades

    Sobre el tema de si existe o no el alma, sinceramente yo soy de la creencia de que sí existe y que somos nosotros en base a nuestras acciones, creencias, sentimientos y obras los que la vamos desarrollando, le damos forma y la inculcamos a los demás de modo que nuestro legado perdurará más allá de nuestra muerte. De hecho, siempre he pensado que el Más Allá en el caso de existir no nos debería importar en absoluto puesto que nuestro auténtica preocupación se halla en este mundo y la responsabilidad cívica y social respecto a nuestros semejantes debe encauzarse por el camino de la rectitud puesto que el actuar con buena fe, con bondad y con generosidad tiene ser un deber que tiene que cumplirse por encima de cualquier otra consideración, aunque no sea más que por aquella máxima del “compórtate como te gustaría que se comportasen contigo y no te comportes como no te gustaría que se comportasen contigo”. Pero el problema de la sociedad actual es el egoísmo y el no pensar en el mañana. Pensar únicamente en la consecución de caprichos pasajeros sin tener en cuenta en absoluto las terribles consecuencias que pueden tener, olvidándonos de lo que Kant puso tanto énfasis en transmitirnos.

    Existe un alma o esencia que nos hace únicos e irrepetibles… sin duda, y debemos cultivar esa esencia para hacer que, aunque no sea más que de cara a un pequeño grupo de personas, nuestro paso por este mundo haya merecido la pena.

    El viernes creo que estoy de vuelta y continúo, posiblemente con Haibane Renmei.

    Un saludo.


  3. Dado que no me iré finalmente de viaje hasta esta tarde, comentaré brevemente algo sobre lo que has escrito sobre Haibane Renmei, y me limitaré a decir que realmente sí existe una explicación a lo allí visto, ya que el Universo en el que todo se desarrolla es ni más ni menos que el del Purgatorio. Los Haibane no son ni más ni menos que ánimas benditas que sufren el castigo conocido como “Dilación de la Gloria”, un estado según el cual las mencionadas ánimas deben pasar un tiempo más antes de alcanzar la salvación al lado de Dios cumpliendo mientras una serie de cometidos que distan de las penas del infierno. De ahí los trabajos que tienen que realizar y el famoso “cambio de estado”.

    Por lo demás, una serie en la que los meros silencios componen una atmósfera plenamente poética que sumerge al espectador en un universo onírico del que no quiere escapar jamás. Sin duda una de las series más bellas jamás creadas y, por desgracia, una de las más desconocidas.

    Un saludo.

    PD: Te recomiendo que para estos post largos uses la opción del editor “more”, ya que así facilitas la lectura en el front del blog y los visitantes pueden disfrutar mejor de todas las entradas que comparten ese espacio. Yo al principio también hacía como tú y dejaba el texto íntegro, pero lo cambié y tanto mis lectores como yo lo agradecemos mucho. Pruébalo, ya verás cómo te convencen sus resultados :D.


  4. Ahora tengo poco tiempo, pero aprovecho para decirte dos cosas:

    1) Gracias por los dos comentarios, muy enriquecedores. Me miraré el enlace de Redes con mucho gusto (programa que me encanta pero nunca acierto con su horario y casi siempre me lo pierdo). Y gracias por la aclaración de Haibane Renmei, y la verdad, es que sí que se deduce bastante de la serie sobre lo que comentas del Purgatorio, pero explícitamente nunca se plantea. Pero lo dicho, gracias por la aclaración, mis humildes lectores lo apreciarán ^^

    2) Gracias de nuevo por lo del “more”, nunca le había prestado la más mínima atención, y la verdad, igual cojo y empiezo aplicarlo también en entradas anteriores. De ahora en adelante, bien seguro que lo utilizaré.

    Buen viaje y gracias de nuevo! ^^


  5. Sobre Cowboy Beebop siempre he tenido un concepto bastante malo y nunca he sido en absoluto partidario ni de su argumento ni de sus formas. Creo que el problema principal de la misma reside en la animadversión que siento hace Sunrise, su persecución nauseabunda a favor de los derechos de autor y demás payasadas que los han convertido en uno de los estudios más repudiados de Internet.

    No obstante, sus creaciones de los 90 ofrecían una libre versión del mundo real algo más elaborada y mucho menos grotesca de la que hacen gala en nuestros días con “creaciones” como S-Cry-Ed, Mai-Hime y demás excreciones.

    La serie en cuestión era una libre versión de las series policíacas de los años 70 adaptada a un entorno de Ciencia Ficción con unos personajes bastante carismáticos y unas situaciones entre ellos bastante atrayentes, como la tensión sexual entre Faye y Spike o la hostilidad entre éste y Vicious, que alcanza su punto álgido en uno de los mejores duelos finales de la historia del anime.

    A todo ello había que sumarle un calidad técnica fuera de toda duda, una OST correcta y unas frases tan memorables como la del “Dame un cigarrillo; te prometo que será el último” xDDDDD. Sin embargo, muchos de sus episodios hicieron que me durmiese ante el televisor. ¿Por qué? Pues porque se trata de un género que detesto y no ha habido una sola creación respecto a él que haya llamado mi atención. De ahí que no la tenga entre mis preferidas, a pesar de que tiene motivos irrebatibles que la convierten objetiva y demostrablemente hablando en uno de los animes más importantes de todos los tiempos.

    Pero fíjate que en mi conciencia, siempre pensaré que el mito que existe sobre la serie en España reside en que… fue de las pocas que nos llegó en VHS en una época en la que no llegaba nada que no tuviese el sello “Dragon Ball”.

    Un saludo.


  6. Sobre Evangelion iba a centrarme en sus personajes y me gustaría decir que… más que evolución, todos ellos esconden algo o intentan dar una imagen muy engañosa de sí mismos, como por ejemplo sucede con Asuka. Sin embargo, al hablar del Cristianismo y de su plasmación en la serie me gustaría plasmar muy brevemente un par de conceptos que en esta serie no quedan demasiado bien retratados.

    El primero es el del concepto de Adán. En el Génesis queda claro que Dios es el creador del mundo, que dedica seis días a crearlo todo y que en el marco idílico del Jardín del Eden crea finalmente al hombre, del que posteriormente creará a la mujer.

    Tras el famoso pecado original Dios expulsa al ser humano de su Paraíso y lo maldice con tareas como parir con dolor a los hijos o buscar con ahínco al marido para el sexo femenino, mientras que al masculino lo condena a obtener el pan con el sudor de su frente y, por supuesto, a morir.

    Sin embargo, y al contrario de lo que mucha gente piensa. Adán y Eva no fueron los únicos seres humanos que dieron origen a la especie humana puesto que la Biblia habla también de los “hijos de la tierra” o humanos nacidos en el destierro con cuyas hembras Caín encontrará descendencia y con el que el propio Adán volverá a desposarse.

    Ante tal coyuntura, se deja en todo momento claro que el hombre en sus inicios rebosaba grandeza divina y que de hecho, en un principio cada ser humano podía vivir cerca de mil años. Sin embargo Dios enfurecía constantemente ante la naturaleza degenerada del hombre y lo condenó en primer lugar a no vivir más allá de los 120 años y en segundo lugar a la muerte (en el famoso Diluvio).

    Todos sabemos la historia de Noé. Lo que no tanta gente recuerda es que de la descendencia de este hombre y de sus hijos nace la alianza del hombre con Dios al firmar la cuál este último se comprometerá a no volver a lanzar un castigo similar al planeta así como afirma que está claro que “el ser humano desde su adolescencia se predispone al mal”. Ahí nacerá la idea del Mesías que llegará al mundo de la descendencia de Abraham, que será el padre del pueblo judío e ismaelita.

    Evangelion parte de esa idea. El hombre es un ser que inicialmente era divino, pero cuya tendencia al mal (a la edad de Shinji, Asuka y Rei) hizo que Dios le desposeyese de tal característica y decidiese borrarlo de la faz de la Tierra, tanto global (Diluvio) como parcialmente hablando (Sodoma y Gomorra) que en la serie toma nombre de “Segundo Impacto”. Sin embargo Yahvé como símbolo de su alianza y amor con él les entregaría en el futuro a su propio hijo para que se lo ofrecieran como sacrificio (recordemos que era una manera de honrar a los dioses en todas y cada una de las religiones de la tierra) y que de este modo calmasen su propia cólera, que en otras circunstancias acarrearía la muerte.

    De esos pasajes del Antiguo Testamento, encontramos además otra de las grandes referencias que se plasman en Evangelion, como es la obsesión de la humanidad por ganarse el título de Dios. Algo que Gendo intenta en todo momento con sus grotescos experimentos de los que ni siquiera su mujer se salvó. Pero lo que es más gráfico todavía es el símbolo de la lanza de Longinos.

    Recordemos que las ejecuciones no sólo acarreaban la muerte del reo, sino además decidían el destino de su honra. La cruz no sólo suponía el fin de la vida, sino también el del honor tanto propio como ajeno en relación a sus familiares. Con esto presente, la crucifixión de Jesucristo a manos de los judíos (el propio pueblo elegido por Dios) es particularmente sangrienta y en ella se incluyeron factores como el llevar la propia cruz, azotes, clavos para amarrarlo y una lanzada para rematarlo.

    Este último detalle es realmente importante por varias razones. La primera porque si bien el remate solía consistir en partirle las piernas al reo, los romanos optaron por esta vía, algo más digna. Pero la segunda es que la lanza con la que atravesó su costado es sagrada y de la sangre que emanó de la herida se curó la ceguera de Longinos, que se convirtió al cristianismo y sometido más tarde a martirio.

    La lanza, que también aparece en Evangelion, es una alegoría de que el cordero que Dios ofreció en Sacrificio para calmar su ira (su propio hijo) amó al hombre hasta después de muerto y abrió con ella una nueva esperanza, no sólo por la existencia de una nueva vida más allá de la muerte, sino por el fin del llamado “Seno de Abraham” en el que los justos dormían su famoso sueño.

    La idea de Anno era la de plasmar todo esto en la serie, aunque claro… se le fue de las manos y pasó lo que pasó. Así pues, finalmente Shinji y Asuka terminarían siendo los nuevos Adán y Eva y el planeta volvería a empezar tal y como ocurrió con el Diluvio y Noé. Pero como ya he dicho antes, el argumento se complicó demasiado y finalmente pasó lo que pasó. Una lástima :(.

    Un saludo.


  7. Saludos Eden. Primeramente grandiosas tus reseñas, cuando las leí me dejaron con unas tremendas ganas de ver toda esa lista de animes que vos colocastes allí. Acabo de terminar de ver Texhnolyze y lloré con el final amigo, Muchas gracias por el grandisimo aporte. Saludos y seguire en el camino para poder verlas todas.


  8. Estoy por retirarte la palabra.

    Cowboy BeBop el 6, qué vergüenza. Evangelion es turrazo extreme. Musishi es pa mariquitas como el Kento. Ains, yo confiaba en tí.

    Marica, que fijo que a tí te mola, no tienes perfil en filmaffinity??? (http://www.filmaffinity.com) Anda, añádeme como amigüito, mi nick es Sai_mon en otro alarde de originalidad infinita por mi parte.

    Y si no tienes perfil, a qué coño esperas?

    Eggs, bacon & spam.


  9. Gerardo, las gracias te las tengo que dar yo, ya que me entusiasma ver que mis entradas sirven para dar a conocer series o películas de calidad que a menudo pasan desapercibidas. Espero seguir poder contando con tus visitas en el futuro ^^

    Sai, aprende a leer mamonazo, he dicho que no seguía orden jerárquico alguno, merluza!! xDDD

    Deberías de ver el Legend of the Galactic Heroes, eso es manly epic. Mucho diálogo, pero es épica de verdad.

    Y sí, tengo perfil en film affinity, de hecho, ya te agregué antes de irme de viaje creo, pero lo volveré a confirmar xDDD


  10. Excelente reseña.

    Me causa regocijo encontrar top´s 10 de anime, que se sustentes sobre evaluaciones serias: Guión inteligente, calidad de animación, creación de personajes, ambientación, sound track, etc.

    Confieso no conocer Kaiba y Haibane Renmei, se me es inevitable crear un prejuicio despreciativo hacia este último, pero por tu capacidad valorativa prestaré mi atención a este anime, con paciencia y curiosidad.

    Me has animado a intentar yo mismo crear un TOP 10 anime… E invitarte a leerlo en cuanto esté terminado, quizá logre entusiasmarte con alguno, aunque por tu conocimiento del género veo bastante dificil decirte algo nuevo al respecto.

    Nuevamente mis agradecimientos.

    Pdt: Al crear el Top 10 intentaré no repetir los que ya has mencionado, en pro de la diversidad y la innovación, aunque sin dudad me dolerá profundamente excluir animes como Cowboy Bebop, Neon Genesis Evangelion y Arjuna.


  11. Muchos meses más tarde, te pido disculpas por no haberle prestado su debida atención a tu comentario, Apemántico.

    Y viendo la manera en que escribes y lo que escribes, bien seguro que sería provechoso, interesante y gratificante la creación de tu propio top 10 de anime. Hay mucho por descubrir todavía, y seguro que podrías iluminarme, como muchos otros han hecho ya y continuarán haciéndolo.

    Mis agradecimientos a tu comentario y mis más sinceras disculpas por no haberte respondido antes.

    Un placer


  12. Hola! mucho gusto
    Acabo de descrubrir tu blog, muy ineteresante y bien redactado… me agrado ver tu top 10 en anime, tus reseñas como siempre muy criticas y acertadas. Debo reconocer que no he visto muchos de los animes que aparecen en tu top 10 pero me encanto ver a Haibane Renmei, Monster y por supuesto que no podia faltar Evangelion, creo que tomare alguno que otro para ver como Texhnolyze. Lo curioso es que me gustan mas los animes que mensionaste pero que no entran en el top como son Ergo Proxy, Escaflowne, Lain y otras series que se me hizo rarizo que las mencionaras no por la calidad sino por que son casi desconocidas, Princess Tutu (una fantastica historia, Kino no Tabi que tiene vastante de filosofia y en verdad te hace reflexionar, Me encanto que nombraras (aunque no entrara en el top, jeje) a Honey and Clover es una belleza, tanto la animacion; el diseño es muy agradable y bastante suelto donde puedes sentir la atmosfera del lugar, los personajes que son muy originales y unicos cada uno con sus propios problemas y la trama parece comun pero ponindose a pensar es raro que los protagoniastas vayan a la universidad y estudien arte, este anime seguro entraria en mi top 10.
    Y por ultimo te queria recomendar 2 series:
    – Wolf’s Rain, raro que no la mencionaras ya que es bastatne conocidad y muy buena. Retoma el tema de un mundo post-apocaliptico, los lobos, busqueda del paraiso todo acompañado por una musica hermosisima (Yoko Kanno es la encargada)
    – Twelve Kingdom, bastante desconocida y que incluye vaje a otro mundo, tiene la peculiaridad de retomar elementos de la mitologia china y la evolucion de los personajes es bien tratada.

    Y hasta aqui le dejo jeje, hasta la proxima.
    Saludos!!

    P.d. Y para cuando el top 10 de mangas o por lo menos top 5 (jaja broma, pero no estaria mal)


  13. Primero, como ya va siendo habitual en mi, tengo que pedir perdón por la tardanza en dar señales de vida. Más de dos semanas han pasado desde tu comentario Ariadna, y no ha sido hasta hoy que me he percatado de su existencia. Lo siento mucho T_T

    Muchas gracias por tus cumplidos a la entrada y por compartir tu opinión. La verdad es que un top 10 siempre es injusto, porque muchísimos animes que valen la pena, al no aparecer parece que el autor del top 10 no los valore como tales. Y peor aún en lo concerniente a las películas de animación japonesa, porque yo nunca incluyo películas en mi top 10 de anime, y parece que me olvide de que las pelis de Ghibli, Mind Game, The girl who leapt the time, las de Makoto Shinkai o las de Satoshi Kon, son también auténticas obras de arte. Incluso más importantes que las series en lo que respecta a expansión y difusión del manga/anime.

    Dejando esto a un lado. Wolf’s Rain no la he mencionado porque soy tonto y me olvidé de ella xDDD Es una gran serie, con una soberbia OST como señalas (Yoko Kanno, no hace falta decir nada más), unos personajes interesantes y nada superfluos y por encima de todo, una buena historia, muy rica en matices. El único “pero” quizás sea el ritmo, que en ocasiones es algo lento y hay episodios que les falta algo de chispa. Pero su visionado es plenamente recomendable a todos los fans del anime. Lástima que me haya olvidado de mencionarla…. pero no es la única serie que me he olvidado, seguro (por ejemplo, Madoka también deberia estar en la lista de series recomendables, sin duda la sorpresa del año).

    Sobre “12 reinos”, siempre he oído a hablar de ella, pero es de esas series que nunca he llegado a ver. Junto a Dennou Coil, en cuanto pueda (seguramente en verano) intentaré conseguirla y visionarla de una vez, que todos destacan la gran evolución de los personajes y la solidez argumentativa de “12 reinos”.

    Muchas gracias de nuevo y perdón de nuevo por la tardanza. Es un orgullo poder contar con comentarios como el tuyo, gracias ^^

    PD: El top 10 de mangas sin duda tenía pensado realizarlo algún dia, pero no acabo de atreverme. Quiero acabar de leerme unos cuantos mangas para así poder hacer el top 10 con más seriedad. Para ello quiero terminar algunos mangas de Osamu Tezuka (Buddha, Phoenix, etc.), algunos de Asano Inio, el manga de “Sanctuary” e incluso algunos de las Clamp (X, Tsubasa Reservoir Chronicles, etc.). Hasta entonces, no me atreveré, pero algún dia lo haré, porque me motiva. Gracias por la sugerencia! ^^


  14. Hola!!… y bueno yo ando igual en cuanto a tardar en responder, jeje lo siento.
    Entonces habria que hacer un top 10 de peliculas, jejeje ya seria demasiado, pero si coincido contigo en que hay muy buenas peliculas de animacion japonesa que no se les da el debido reconocimiento por parte de quienes nos gusta el anime, de Makoto Shinkai no soy muy fan de sus trabajos a decir verdad he visto poco, y lo que he visto no me ha agradado tanto, Hoshi no koe se me hace demasiado lento. Pero los trabajos de Satoshi Kon son geniales! Paprika me gusto mucho, acaba de ver Paranoic Agent, de las cosas mas extrañas y locas que he visto, desde el opnenig que te quedas con cara de que rayos va esto!, muy recomendable para quien busca algo diferente. Y si se llega hacer un top de pelis estariamos en un gran dilema por que todas la obras de Ghibli son verdaderas joyas y son un monton! The girl who leapt the time es una obra maestra y Mind Game no la he visto, la agrego a la lista de pendientes.

    Que bueno que ya viste wolf’s rain y a todos nos pasa que se nos olvida mencionar algo de tanto que se tiene que decir jeje y si tienes razon que aveces el rito va lento y uno espera mas accion. Bueno luego comentas que te parece los 12 reinos y pues Dennou Coil ni la habia escuchado , tambien luego cuentas que te parece jeje

    Y pues parece que para un top en mangas habra que esperar, tienes bastante tarea jajaja los magas que te faltan son bastante largos… sin contar que por ejemplo Tsubasa Reservoir Chronicles queda incompleta si no se lee a la par de xxxholic.

    Bueno nos andamos leyendo, hasta luego!


  15. Bajando dos d etu lista, gracias por compatir tu opinión tan ampliamente.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: