h1

Meme: tus cinco bandas japonesas

septiembre 15, 2011

Japón!

Volvemos a las andadas, esta vez sin promesas de actualizaciones ni nada parecido, ya que ya son demasiadas las veces que he prometido y que he fallado en cumplir. Además, este año lo voy a tener bastante crudo en principio para mantener el ritmo a un buen ritmo de actualizaciones, así que sólo diré que intentaré mantener a flote el blog como pueda, pero sin promesas. Lo que sí es una promesa y que voy a cumplir sea como sea, será mi próxima actualización, sobre la película titulada Mind Game, una de las cintas de animación más controvertidas de la última década.

Pero antes de eso, voy a cumplir otra que hice recientemente, para que no se me demore más de la cuenta. Dado que el señor Fausto me propuso, junto a otros camaradas de la red, participar en un meme, yo no pude hacer más que aceptar la oferta.

Por una parte porque aunque sean una “chorrada”, los “memes” me gustan, los encuentro muy entretenidos y muy útiles si el tema en cuestión es interesante. Y por otro lado, y más importante, porque el señor Fausto es un hombre que admiro por su excelente gusto artístico, una gran capacidad de análisis crítico y por sus magníficos conocimientos acerca de materias como la historia o la economía, entre otras. Precisamente por todo esto, no he podido resistirme a aceptar su petición. Además, sólo por el hecho de haber sido elegido para participar en este ranking, ya indica que le parecería interesante saber mi opinión sobre este asunto que nos ocupa, el de las bandas / cantantes japoneses. Y este es uno de los mayores honores posibles para un servidor.

Así que sin más dilación, pasemos a mostrar mi particular meme sobre mis bandas / cantantes japoneses preferidos.


Antes de empezar, decir que dado que desconozco la intencionalidad original del “meme”, he decidido no sólo poner bandas, sino también entes individuales. De esta forma, voy a ser capaz de incluir en la lista ciertos personajes del panorama musical japonés que creo que se merecen un jequecito en esta entrada, que al fin y al cabo, aprovechando la oportunidad que me brinda el “meme”, va a ser una alabanza determinados personajes y bandas musicales del país del sol naciente.

Dicho esto, y sin orden jerárquico alguno, mis cinco elecciones son las siguientes:

Yoshida Brothers

Yoshida Brothers

Aunque no sea un fan acérrimo de este grupo, no he podido resistirme a ponerlos en la lista, ya que son un perfecto reflejo de lo que es el Japón de hoy en día: tradición y (post)modernidad. O tradición vs (post)modernidad, dependiendo de la persona.

Tal y como indica el nombre, el grupo está formado por los hermanos Ryōichirō Yoshida y Ken’ichi Yoshida, con la particularidad de que su instrumento principal no es ni más ni menos que un Shamisen (concretamente un Tsugaru Shamisen). Sin embargo, no se limitan (con total legitimidad) a interpretar canciones folclóricas nacionales, sino que en base a estos instrumentos, mezclan exitosamente sonidos de la música tradicional japonesa con otros estilos más contemporáneos como el rock. El resultado es de lo más interesante.

Os dejo para escuchar una de sus canciones más famosas, “Rising”, para que os hagáis una idea de cómo suenan:

Keiko Matsui

Keiko Matsui

Ya son demasiadas las veces que esta mujer me ha hecho compañía mientras leía un buen libro. Y es que para las buenas ocasiones, hay que contar con buena música, algo que esta compositora sabe hacer con gran maestría.

Keiko Matsui, nacida el 26 de julio de 1961, en Tokio, es una compositora catalogada muy a menudo en el género del smooth jazz. Su carrera abarca tres décadas, habiendo lanzado una veintena de discos y habiendo recibido grandes críticas a nivel internacional. Tal reconocimiento le viene especialmente de las magníficas melodías de piano empleadas en todos sus discos, sus geniales actuaciones en vivo, y especialmente, por la fidelidad a un estilo que la artista japonesa ha ido mimando, cultivando y dejando madurar a lo largo de toda su extensa y prolífica carrera musical.

Sobre sus álbumes, debo reconocer que todavía no los he escuchado todos, pero si me lo permitís, yo os recomendaría especialmente dos: “Sapphire”, con canciones tan bellas como “Don’t turn on the light” o “Safari”; y “Doll”, con canciones tan preciosas como “Water Lilly” o “Postponed Summer”, entre otras.

Quería poneros la de “Postponed Summer”, pero en youtube no hay ni rastro de ella, así que os pondré con otra que también es perfecta para que os hagáis una idea de quién es la señorita Matsui, la de “Safari” en directo:

World’s End Girlfriend

World's End Girlfriend

Uno de los músicos más interesantes del panorama japonés actual, bajo mi humilde punto de vista. Y sí, lo he dicho bien, en singular. World’s End Girlfriend no es más que el nombre del proyecto musical del japonés Katsuhiro Maeda. Un músico bastante misterioso, que apenas concede entrevistas e inquieto donde los haya. A los 10 años empezó a componer música por su cuenta con una grabadora de cintas y algún instrumento como el piano o la guitarra, y a los 20 ya hacía colaboraciones con músicos consolidados del mercado nipón. Sin embargo, la fama y prestigio de Maeda llega en el año 2000, con la grabación de su primer álbum “Ending Story”, que obtuvo excelentes críticas no sólo en Japón, sino también a nivel internacional. Y desde entonces, Maeda no ha parado de sacar discos de una gran calidad y también de una gran variedad de estilos, hecho que demuestra que el músico ha ido progresando sin perder un ápice de aquella inquietud y curiosidad artística que ya tenía durante su infancia.

Calificar la música de World’s End Girlfriend puede no ser tarea fácil, pero muchos coincidirán conmigo al afirmar que su estilo musical es esencialmente postrock. Postrock con tintes de electrónica, música clásica y new age entre otras, dependiendo del álbum en cuestión. Por ello, también es difícil decir qué evoca este músico tan singular y porqué me gusta tantísimo. Pero lo intentaré explicar de forma breve.

Su música es profundamente inspiradora, en ocasiones excelsa y en ocasiones infernal y asfixiante. Sus álbumes siempre son largos, y al igual que la mayoría de discos del género postrock, hay que escucharlos sin prisas, con la intención de dejarse llevar por la música con tal de poder saborearlos. Es realmente un enorme placer escuchar a “World’s End Girlfriend” esas noches frescas, en las que la lluvia se dedica a llevarse los horrores y despojos de los hombres, y en los que la luna nos susurra su tristeza. Es en estos pequeños momentos cuando los álbumes de postrock se disfrutan más, y especialmente, los de Katsuhiro Maeda.

Los álbumes a recomendar, para mí, todos: Hurtbreak Wonderland, Farewell Kingdom, Seven Idiots, The Lie Lay Land, etc. y especialmente, a destacar el álbum que hicieron con Mono, titulado “Palmless Prayer/ Mass Murder Refrain”. Magnífico.

No sabría qué canción poneros, porque todas ellas son un mundo distinto. Así que os pondré dos canciones. La primera, que aunque no es ni de lejos la mejor del nipón, sí que es realmente interesante ver el video clip. No puedo aseguraros que os guste, porque es demasiado surrealista por así llamarlo, pero bien seguro que este video no os dejará indiferentes:

Y la segunda, tampoco os puedo asegurar que os guste. Sin embargo, a diferencia de la anterior, no os puedo asegurar que la disfrutéis no por la canción, que es preciosa, sino por el vídeo, que es francamente duro y crudo, e incluso algo cruel, compuesto por una sucesión de imágenes sobre la muerte del género humano. Si queréis, no miréis el vídeo, pero escuchad la canción, que vale la pena:

Envy

Envy

Para introducirlos de forma breve y concisa, se trata de uno de los grupos de hardcore / screamo con más prestigio a nivel internacional. Y con razón.

Fundada en Tokio en el año 1992, no fue hasta 1996 cuando los de Envy sacaron su primer álbum “Breathing and dying in this place”. Un álbum inusualmente corto (unos 15 minutos), pero que los consolidó como los grandes referentes del género hardcore japonés. A partir de entonces Envy comenzó a extender su red de fans por todo el sudeste asiático, hasta llegar a ser ampliamente conocido por todo Occidente. Ya habiendo entrado en el nuevo milenio, Envy se concentró principalmente en la producción de nuevas creaciones artísticas, teniendo como resultado álbumes de una gran calidad como “A dead sinking story” (2003) o “Insomniac Doze” (2006). Es precisamente con este último álbum, que Envy empieza a incorporar al hardcore elementos musicales de otro género musical: el postrock.

Tales filtreos con el postrock acaban cristalizando con su último álbum hasta la fecha, “Recitation” (2010), en que el estilo que se empezó a forjar con “Insomniac Doze” ya ha florecido y alcanza su máximo esplendor. Evidentemente, esta opinión es totalmente subjetiva, y bien seguro que no gustará a todos los fans acérrimos al screamo más puro. Pero es esta mezcla de hardcore y postrock la que hizo que me enamorara de este grupo, y la razón por la cual está hoy en este ranking.

Los de Envy consiguen sacar lo mejor de ambos estilos para fusionarlo en uno solo, con un resultado excelente. El lirismo, la sensibilidad y la excelsitud de las melodías del postrock, junto con la epicidad, la agresividad y los poderosos riffs de la música hardcore. Este es el estilo de Envy, un estilo capaz de emocionar con agresividad y de agitar con sus canciones más calmadas. Sin duda, un grupo realmente particular, que a un servidor le encanta.

La canción de muestra es precisamente del “Recitation” (que por si no se nota, es el álbum que más me gusta y es sin duda el mejor para iniciarse con la música de estos japoneses), y el vídeo es genial, simple pero bastante poético, vale mucho la pena verlo:

Mono

Mono

De las mejores bandas postrock de la historia, y una de mis preferidas.

Nacida en Tokio en octubre de 1999, e integrada inicialmente por Takaakira Goto (guitarra), Yoda (guitarra) y el gran Yasunori Takada (batería), dieron su primer concierto a principios de enero del 2000, y dos meses después, se les unía el último miembro del grupo, Tamaki Kunishi (bajo, principalmente).

El éxito de la banda fue asombroso, y no sólo a nivel nacional, sino también internacional, con el EP “Hey, you”, llegando a tocar en el Mercury Lounge de Nueva York a finales del mismo 2000. En los años siguientes, el cuarteto nipón lanzó una cantidad nada despreciable de álbumes, entre ellos el excelente “Under the Pipal Tree” (2001) y el magnífico “One more step and you die” (2003). A pesar de la precocidad de su éxito, y a diferencia de la mayoría de grupos que alcanzan el éxito de esta forma, el grupo no cayó en la mediocridad, sino que siguió sacando excelentes discos como el “You are there” (2006), “Palmless Prayer / Mass murder refrain” (2006) (en colaboración con World’s End Girlfriend, como ya hemos comentado anteriormente), o el soberbio “Hymn to the Inmortal Wind” (2009).

El género musical de estos japoneses es indudablemente, el postrock. El grupo describe su estilo como “la banda sonora del fin del mundo”. Todas sus canciones son instrumentales, con gran énfasis en las melodías de guitarra. Además, en sus composiciones podemos apreciar también ese minimalismo tan típico de la cultura japonesa. Cada disco suyo es un auténtico viaje por mundos desconocidos e inaccesibles sin la ayuda de la música. Y creedme, si el mundo que describen en cada uno de sus discos es realmente “el fin del mundo”, entonces ya se puede terminar el mundo. Porque lo que le sucede, es belleza en estado puro.

Es realmente difícil recomendar una sola canción para que os hagáis una idea del grupo, ya que lo importante es el conjunto del álbum, el trayecto en sí más que las paradas. Pero por poneros alguna, os pongo esta (atención, no os asustéis por los gritos, son los espectadores que están eufóricos!):

Y esto es todo, perdonad por el tocho, pero yo o lo hago largo o no lo hago. Espero que os haya entretenido y gracias a Faust de nuevo por invitarme a participar en la meme.

Hasta la próxima entrada.

Anuncios

One comment

  1. Jo, qué mainstream me haces parecer con la entrada que te has gastado xD

    Se nota que le echas un mayor vistazo a las recomendaciones de kento, Saimon y demás gente en LastFMusic (cosa que debería hacer, por cierto, más a menudo y que recomiendo encarecidamente, porque lo poco que escuché de lo que ahí recomiendan me gustó bastante).

    De éstos tengo que reconocer que tengo escuchados a Mono, cuyo Hymn to the Immortal Wind me parece un gran disco como tú indicas. También había escuchado ese tema de los Yoshida Brothers hace un tiempo.

    Pues nada, muchas gracias por seguir el meme, a ver si tengo suerte y alguien más lo sigue. No pido ya que muestren el mismo interés que has mostrado tú, que eso ya sería demasiado fantástico para servidor, pero sí que alguien más se animara. Tocará darle más de un tiento a algunos de los aquí mostrados. ¡Muchas gracais! Y esperando la reseñita de Mind Game, fumadón de Masaaki Yuasa donde los haya.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: