Archive for the ‘Animación’ Category

h1

Top 10 anime

junio 21, 2010

Siempre intento cumplir con mi palabra, aunque siempre tardo años en hacerlo. Tal y como le prometí a Dath, y como ya dije unas cuantas entradas atrás, por fin he realizado la faraónica obra de completar mi top 10 de series de anime.

Antes de empezar, es necesario realizar un par de matices. En primer lugar, se trata de una lista con lo que serían mis 10 series de anime preferidas, eso implica dos cosas: no tiene porque ser las que yo considero como las 10 mejores series de la historia del anime; y al tratarse de series de anime, toda película queda descartada y no aparecerá en esta lista. En segundo lugar, si ya me ha costado siglos decantarme y seleccionar sólo 10 series de anime, es completamente imposible para mi jerarquizarlas. En consecuencia, exceptuando quizás las tres primeras del ranking, las demás series estarán listadas sin orden jerárquico alguno; los números sólo serán la referencia, eso significa que la número 10 no tiene porque ser la que menos me guste y viceversa.

Un último apunte: no esperéis un tratado de literatura, porque soy incapaz de escribir bien teniendo como tema mi top 10 de anime. Encima con algunas series me emociono sólo con recordarlas, y cuando me emociono escribo igual de bien que un macaco colocado de anfetaminas. Dad gracias que he podido completarlo, así que por favor, por una vez, os ruego que me disculpéis por mi poca calidad literaria, el sentimiento y la emoción de estas series me impide sacar lo mejor de mi (por muy contradictorio que suene). Dicho esto, humildemente, os muestro lo que sería mi top 10 de series de anime.

Read the rest of this entry ?

Anuncios
h1

El diario de Tortov Roddle

septiembre 17, 2009

Siempre que me propongo actualizar más a menudo, tardo aún más que de costumbre, pero esta vez, la culpa ha sido de los míticos exámenes de septiembre. En fin, de vuelta a las andadas y otra recomendación. En este caso, más que recomendar esta obra, quiero contribuir en la tarea de darla a conocer, ya que se trata de una obra tan rara como buena. Se trata de una serie de OVAs de duración muy reducida: el Diario de Tortov Roddle.

El diario de Tortov Roddle

El argumento ya se puede deducir: se articula alrededor de las situaciones en las que se encuentra nuestro protagonista (un chico aventurero vestido con ropas del siglo XIX al que le acompaña siempre su montura, una especie de cerdo con patas de camello) en sus viajes por un mundo de lo más onírico.

De hecho, tanto el argumento como el personaje principal no pueden más que ser simples, dado que la única finalidad de estos cortos es trasportarnos a ese mundo tan “pinkfloydiano” y acompañar a Tortov en sus viajes y experiencias, todas ellas muy enriquecedoras. Así pues, el punto fuerte de estos cortos, un total de 6 de una duración de unos 3 minutos aproximadamente, es la ambientación. Una ambientación muy lograda, muy de ensueño, más onírico que lírico (todas las obras oníricas tienen su vertiente lírica, pero en este caso sobresale el elemento onírico por encima del lírico, mientras que en otras obras como Mushishi, el elemento lírico se hace destacar más que el onírico, espero que se me entienda).

Sin embargo, una buena ambientación no puede lograrse sin una buena música, y en estas OVAs la música cumple con creces. Música muy relajante, muy pausada, pero indispensable, ya que no sólo contribuye a recrear la atmósfera onírica de los cortos, sino que al ser unos cortos sin diálogos, la música pasa a ser el auténtico narrador de las historias de Tortov, a pesar de que también se utilicen algunos cartelitos descriptivos para expresar las sensaciones de nuestro protagonista (los mismos cartelitos de las películas mudas de la primera mitad del siglo XX).

Estos cortos también tienen una serie de extras (de duración también muy corta), que no sólo son historias añadidas de las experiencias de Tortov, sinó que dos de ellas son totalmente independientes. Estas dos extras, muy en línea al estilo de los cortos principales pero que nada tienen que ver con las historias de Tortov, son “Fantasía” (con una música muy bella) y “El incidente de la manzana”, un corto con una esencia muy muy kafkiana.

En resumen, sin extenderme más, no son unos cortos que recomendaria a todo el mundo, debido a su peculiaridad. Son muy diferentes al estilo de series que predominan en la actualidad, con un dibujo de corte más occidental que japonesa y con una ambientación muy “a lo pink floyd”. Y precisamente esta peculiaridad de estos cortos es lo que me ha motivado a dedicarles una entrada en este blog. A todos aquellos amantes de lo onírico, hasta el punto que llega a la delgada línea entre lo onírico y lo delirante, y a todos aquellos que les guste degustar formatos atípicos de la animación, a esos sí que les recomiendo que la vean. Porque anime como “El diario de Tortov Roddle” se hacen pocos, muy pocos.

Puntuación: 8/10

h1

Mushishi

septiembre 1, 2009

Las vacaciones se terminan, los examenes acechan, pero ahora que vuelvo a estar por mi tierra, puedo volver a dedicarle algo de tiempo a este blog. Como siempre, quiero intentar dar a conocer, o simplemente recomendar, todas aquellas obras (del formato que sea, des de la música hasta la animación) que servidor considere merecedoras de ser vistas.

Una de estas obras, desconocidas pero magistrales, es la que quiero dar a conocer en esta entrada. Muchos se echan atrás al ver todas aquellas obras que se encuentran en uno de los géneros artísticos más infravalorados actualmente (y lamentablemente, con motivos justificados, debido a las epidemias artísticas del “moe”, el “fanservice”, y demás infamias), pero a todos los amantes del buen arte y de lo lírico, les recomiendo encarecidamente el visionado de esta serie: Mushishi.

Mushishi

Esta serie gira en torno a unos seres místicos llamados “Mushi”, muy distintos a los animales y a las plantas, y cuya presencia solo puede ser percibida por unas pocas personas. Estos Mushi a menudo son los causantes de multitud de efectos paranormales, algunos de los cuales pueden perjudicar seriamente la salud de las personas con las que entran en contacto. Nuestro protagonista es Ginko, un trotamundos solitario obligado, muy fumador, de pelo blanco, tuerto con el ojo de color verde botella (color por excelencia de la serie), y con una gran personalidad. Ginko es un “Mushishi”, un experto o maestro en Mushis.

La serie consta de 26 capítulos autoconclusivos, y en cada uno de ellos nos muestra como un determinado mushi ha provocado un efecto concreto sobre una persona (o conjunto de ellas) y como Ginko intenta averiguar y dar solución a los efectos provocados por las acciones de los mushi. Si a primera vista la trama no podria llamar demasiado la atención, tras el visionado del primer episodio ya cambiareis de opinión. En Mushishi las historias estan impregnadas de una maravillosa lírica, muy transportantes y relajantes, aunque no por ello son historias con final feliz siempre (ni mucho menos). En Mushishi no hay violencia, ni sangre, es una serie esencialmente onírica: poesia audiovisual.

Esta magistral ambientación onírica de la serie es posible gracias a una gran variedad de factores. En primer lugar, su relajante pero maravillosa banda sonora, muy armónica con el devenir de la serie y su contexto. La animación y efectos visuales son impresionantes, realmente buenos, y han sido empleados sobre todo en la recreación de los Mushi. A la impresionante animación y la espléndida música le acompaña un buen dibujo, suave, sin altibajos a lo largo de la serie, cuyo único defecto es que muchos de los personajes secundarios que salen se parecen demasiado (y siempre hay un personaje secundario nuevo por capitulo). Ginko es un gran personaje, y quizás el único que tiene profundidad en la serie, dado que ésta se centra precisamente en las historias en las que se va encontrando nuestro pálido trotamundos mientras viaja.

Animes de este estilo, líricos y transportantes, como son Mushishi y Kino no Tabi  (algun dia le haré una entrada a esta también) son realmente escasos, lamentablemente. Mushishi es uno de los mejores animes que servidor ha tenido la oportunidad de ver en su vida, y créanme, he visto muchos. Capítulos como el de la chica ciega, el del arco iris, el del suzuri y el del pasado del propio Ginko, por mencionar unos pocos, son auténticas obras maestras.

Esta serie la vi ya hace unos dos o tres años, y tras realizar un segundo visionado este verano, afirmo con aún más firmeza que esta es una de las mejores series de anime que se han hecho, y a su vez, una de las más desconocidas y que el público de masas no sabrá valorar, dado que no salen ninjas en bikinis luchando entre ellas y desangrándose durante el combate que dura meses enteros (como podeis comprobar, cada vez detesto más los shonens baratos que tan de moda estan en la actualidad, sólo pocos se salvan de la quema, como One Piece).

En fin, a los buenos amantes de la animación, de lo onírico y del buen arte, debeis ver esta magistral obra de animación llamada “Mushishi” como sea.

Puntuación: 10/10   Obra Maestra

h1

Los mundos de Coraline

junio 9, 2009

Este fin de semana no sé si podré actualizar, y como más vale prevenir que curar, aprovecho para hacer una breve crítica sobre uno de los últimos estrenos de la cartelera: Los mundos de Coraline.

Coraline

“Los mundos de Coraline” es una película de animación dirigida por Henry Selik, y está basado en una de las novelas cortas del famoso Neil Gaiman, autor de grandes obras como la saga del comic “The Sandman”. La historia gira alrededor de Coraline Jones, una chica estadounidense de espíritu  curioso y aventurero, todo lo contrario que sus padres, los cuales no hacen demasiado caso a la joven. Pero todo cambiará al llegar a la nueva casa situada en los llamados “Apartamentos el Palacio Rosa” y al encontrar una pequeña puerta cerrada que la llevará a un mundo alternativo, conocido y desconocido al mismo tiempo. No quiero desvelar más de la trama, no por los spoilers (esto lo encontrareis más en la mayor parte de las reviews de las webs i revistas dedicadas al cine), sino por no desvelaros nada de la magia de esta película.

Se trata de una historia entrañable, poética, divertida y onírica, con mucho colorido a la vez que oscura. La contraposición de los dos mundos queda perfectamente reflejada en la película, y en ambos se entremezclan la “luz” (lo bueno) con lo “oscuro” (lo malo). El apartado visual es francamente bueno, y colabora de forma decisiva en dotar esa atmosfera tan característica y peculiar de la película.

El personaje de Coraline Jones es entrañable, una fuente de luminosidad, curiosidad y espíritu aventurero, y que gracias también al gran trabajo hecho por quien le pone voz, hará que la mayor parte de los que visionen esta cinta acaben adorando a Coraline. Todos los demás personajes son realmente surrealistas, muy diversos y peculiares, a la vez que entrañables.

La música es magnífica, uno de los puntos fuertes de la película junto a la atmosfera y los personajes, muy adecuada para cada momento del film, y servidor intentará conseguirla cuanto antes. ¿Puntos flojos? Pues quizás dos. En primer lugar, algunas ralentizaciones que sufre la animación. Ésta es bueno, y por eso uno le chocará la existencia en determinados momentos (sobre todo en el inicio de la película) de tales ralentizaciones. El segundo, y quizás más importante, es el ritmo de la cinta. Tarda mucho en arrancar, e incluso me atrevería a decir que al inicio hay cierta mancanza de emotividad en la cinta, y conforme va avanzando la cinta todo se va acelerando (hasta llegar a un final de forma frenética, y en este aspecto el frenetismo no es perjudicial para la película, todo lo contrario).  De haberse llevado con un ritmo diferente, más constante y no tan lento al principio, la película se habría convertido en uno de los bombazos del año.

Así pues, a todos los amantes de lo onírico, de las películas con atmosferas duales bien consolidadas, de las aventuras, de los personajes únicos, de la buena música y de las historias con moraleja, les recomiendo encarecidamente el visionado de esta película. A los fans de Neil Gaiman, ya están tardando, ya que se trata de una adaptación más que correcta de la novela de Coraline. En definitiva, una película muy recomendable que no defraudará a aquellas personas con un mínimo de buen gusto.

Puntuación: 8,3/10

h1

Wall-E

mayo 30, 2009

Esta vez sí, toca una recomendación, que últimamente había estado demasiado liado como para poder hacerlas. En esta ocasión, y aunque hace un tiempo que la vi, no podía permitir que este blog aún no tuviera una valoración de esta gran película: Wall-E.

Wall-E

Esta película que se llevó el Óscar a mejor animación a principios de año, y que estaba nominada a dos Óscars más, el de mejor banda sonora y el de mejor canción  (que la gran pero también sobrevalorada, Slumdog Millionaire, le arrebató), es llevada a cabo por el famoso estudio Pixar, el cual fue engullido hace unos años por Disney. El estudio Pixar, como recordamos, es autor de películas tan famosas y mediáticas como Toy Story, Bichos o Buscando a Nemo.

Estas películas o me causaron pura indeferencia, o me parecieron simpáticas, entretenidas, pero no me descubrian nada nuevo, estaban destinadas a un público claramente infantil pero con moralejas extrapolables a todos los públicos (como acostuma a hacer Disney y la propia Pixars vaya). Pero con ésta película, que antes de verla sentia bastante indiferencia acerca de ella,  no conocía ni su historia, y sólo me llamó la atención el robotito ese de ojos saltones, que me pareció simpático, pero nada más. Así que una noche en que le apetecía ver algo ligero y que simplemente entretuviera, servidor se puso a ver Wall-E.

Nos encontramos en el año 2700, la Tierra se encuentra en un estado totalmente distópico: devastada, sin vida, completamente árida y con toneladas y toneladas de basura por todos sitios, el último legado existente de la civilización humana que había vivido en tal planeta. El único robot encargado de ordenar y acumular la basura humana que queda en funcionamiento en planeta, Wall-E, después de 700 años de rutina, encontrará por casualidad otro significado para su vida.

Conclusiones al final de la película: grandísima película. Nada que ver con sus antecesoras, esta película es soberbia en todos los sentidos. Nos encontramos en una película con una animación impresionante, y con unos planos soberbios, veáse el plano en que salen el título de la película al inicio con los gratacielos de basura de fondo: impresionante. Y es completamente original, no tan sólo respecto a los personajes o su historia, sino también por la forma en que es llevada la película. Los 30 primeros minutos del film es mudo! Sin diálogo alguno (sólo Wall-E haciendo el Wall-E), y son soberbios. Cada escena, cada plano, cada imagen y cada minuto de la historia, en todos ellos puedes encontrar un mensaje, haciendo que el reiterado visionado del film no haga más que ayudar a comprender todos esos ricos detalles de la película, y que la hacen tan grande.

Wall-E y Eva, protagonistas de la historia, son de lo mejorcito de la película, y sus escenas conjuntas son preciosas. Wall-E no es un robot que se limita a hacer su trabajo de basurero, sino que tiene la afición de recolectar aquellos objetos que le llaman la atención, sea por su funcionalidad o por su forma. La escena en que Wall-E encuentra una cajita de terciopelo azul con un anillo de diamante, y que tras observarla, deshecha el anillo y se queda con la cajita, es realmente buena y llena de mensaje. Wall-E es una figura con la que se hace una alabanza a la autonomía, al que cada uno pueda ir tirando hacia adelante con sus instrumentos, e ir mejorando constantemente y pudiendo construir su entorno con su propio esfuerzo (veáse la casa de Wall-E, preciosa y llena de significado).

Junto a otros personajes de la serie, además de estos mensajes, se lanza otro de carácter ecologista, de la importancia de preservar nuestro mundo y de disfrutar de las pequeñas pero mágicas cosas de este mundo, las que hacen que este mundo sea un lugar interesante en el que vivir. La música también es magistral, y la duración del film el adecuado, cuando termineis de verla, querreis más. Puntos flojos: muy pocos y pasables, como que ignora determinadas leyes naturales y de la física en algunos momentos, y quizás el hecho de que los humanos en un momento te los muestran digitalizados y en alguna otra escena de carne y hueso (hubiera sido mejor todo digitalizado).

Sin enrollarme más, decir que no es que sea una buena película, es que es una obra maestra. Debeis verla, no tan sólo los fans del cine y de la animación, sino cualquier persona con un mínimo de cultura la disfrutará. Llena de mensajes y escenas memorables, de un contenido de valores muy loables, muy bien llevada , buena música, genial animación y con unos personajes que os enamorarán, Wall-E no es sólo lo mejor de Pixar (que  es lo mejor precisamente por no seguir la línea que tienen las otras películas de Pixar y en no parecerse en nada a sus precedentes), sino que es de las mejores películas del año pasado.

Puntuación: 9/10

h1

Baccano!

mayo 1, 2009

Ya hacía tiempo que quería iniciar una nueva categoría sobre animes o animación en general y dado el parón de visionado que experimenté en los últimos tiempos, no había tenido excusa alguna para iniciar dicha categoría. Ahora me ha vuelto a dar la vena para engancharme a este género, tan sorprendente como infravalorado, y al encontrar esta serie perdida por las profundidades de mi ordenador, he decidido hacerle esta entrada. Pasemos pues a ver porqué merece la pena el visionado de esta serie de anime: Baccano!

Baccano!

Espero expresarme de forma clara, que hoy tengo un dia espeso, y me tendreis que disculpar por no concretar demasiado sobre la trama de esta singular serie, ya que de lo contrario, podría contar multitud de spoilers sin ni apenas darme cuenta. A grandes rasgos, la trama se situa en los años 30, en Estados Unidos, girando en torno del mundo de los gángsters y de la mafia principalmente, y teniendo como punto de partida unos incidentes ocurridos a bordo del tren “Flying Pussyfoot”.

Precisamente, la sub-historia transcurrida en el tren servirá de ancla del hilo argumental de la serie. Ésta se compone de una gran variedad de historias (de ahí que dijese “sub-historia”), centradas cada una de ellas en alguno de los muchos personajes que aparecen en el anime, y que se van intercalando continuamente mientras la historia principal (la ocurrida en el tren) se va desarrollando. Estas sub-historias sirven de complementación a la trama principal, a la vez que nos ayudan a comprender las acciones y personalidad de los personajes, cada uno con su relevancia en la trama. Se trata de un anime que sigue una línea argumental muy desordenada, al principio hasta caótica, saltando de planos temporales y espaciales continuamente, pero que resultan claves para la evolución y comprensión de la trama principal.

Uno de los puntos fuertes de la serie, quizás el que más en mi opinión, son sus personajes. Hay multitud de ellos, pasando de vulgares ladrones y mafiosos hasta alquimistas, terroristas y psicópatas. Todos ellos tienen su papel en la trama principal, todos aportan algo aunque sean indirectamente, y todos son indispensables para comprender la fuente y naturaleza de los incidentes del Flying Pussyfoot. Es imposible no sentirse identificado con alguno de los personajes, o cuando menos sentir afecto hacia alguno en concreto, debido a sus particularidades. Algunos de estos personajes tan vario pintos son una pareja de ladrones algo “alelada”, que serán el toque humorístico de la serie, unos hermanos pertenecientes a una mafia italiana, un grupo de alquimistas con intenciones algo turbias, hasta un puñado de psicópatas que matan por simple diversión (especial mención a Ladd Russo, de los mejores personajes, y no, no os he spoileado nada). Estos personajes sublimes, forman el conjunto de personajes más carismáticos (en términos globales) que he visto en una serie en mucho tiempo.

La acción es otro de los puntos fuertes de la serie. Con una animación más que decente y una música perfectamente adecuada, las escenas de acción están perfectamente recreadas, y  sabrán inundarnos el cuerpo de adrenalina y transmitirnos el frenesí de las múltiples batallas que tienen lugar a lo largo de la historia.

Especial mención del opening, que si os gusta, ya os advierto que la serie os encantará:

Baccano está compuesta por 16 episodios (contando ya con las 3 OVAs, que se situan a lo transcurrido tiempo después de los hechos del Flying Pussyfoot), que a muchos se les harán cortos.

A pesar de no ser una obra de arte (tiene sus fallos de animación en algunos puntos y algunas escenas padecen de cierta exageración surrealista), su trama, la evolución dinámica de ésta, la acción y sus carismáticos personajes, hacen que esta serie sea altamente recomendable para cualquier buen fan tanto del anime, como de las personas a las que les gusta ser sorprendidas con algo innovador y rompedor, que bien seguro no dejará a nadie indiferente.

Puntuación: 8/10